Los problemas de agresividad son el principal motivo por el cual un propietario busca la ayuda de un profesional, problemas como la agresividad en perros, con la que difícilmente se puede convivir.

El sector de la población más afectado son los niños. Según un estudio:


El 70% de los accidentes mortales corresponden a niños, se cree que las razones son la actitud más desinhibida frente a los perros. Otra causa es el tamaño de los niños, que hacen que los ataques se produzcan en zonas vitales como cuello y cabeza.

¿Provocación por parte de las víctimas en la agresividad?

En los estudios realizados, la víctima no había sido consciente de dicha provocación. Sobre todo los niños, no siendo capaces de reconocer las señales que lanza el perro antes del ataque.

Es labor nuestra, de los profesionales del comportamiento canino informar y dar a conocer el lenguaje corporal del perro antes del ataque. Si esto no es posible un educador canino puede ser una estrategia de gran utilidad.

agresividad en perros

Muchos de los perros que tienen esas conductas agresivas son sacrificados cada año sin ninguna contemplación o abandonados.

Lo que al principio me hace gracia, cuando crece ya no me hace tanto.

Cuando trabajamos con perros que tienen episodios de agresividad, debemos de hacer una valoración o análisis de riesgo antes de enfrentarnos a el problema.

Los factores de riesgo son:

La mayor parte de agresividades por parte del perro en el entorno de casa, son de tipo jerárquico o relacionadas con el miedo o territorialidad.

La agresividad resulta de la interacción entre factores genéticos y ambientales, también otros como el sexo, líneas diferentes dentro de una raza, cómo lo criamos y el aprendizaje.

¿Es útil la castración en la agresividad de los perros?

Según los últimos estudios, la castración empeora o no mejora los episodios de agresividad, en muchos casos de agresividad, el miedo está detrás, nunca castraremos a un individuo inseguro o con fobias.

La castración en hembras es útil cuando los episodios de agresividad suceden en la época de celo. Muchos de los episodios de agresividad se deben a problemas orgánicos o patológicos, enfermedades con dolor alteraciones del sentido, problemas hormonales, hidrocefalia, epilepsia, tumores, etc.

5 Tipos de agresividad en nuestro perro

  1. Agresividad por miedo: puede tener varios motivos, déficit de socialización en los periodos sensibles, experiencias negativas, aquí el pronóstico será desfavorable.
  2. Agresividad redirigida: se da cuando el perro está muy excitado y busca una válvula de escape. Por ejemplo, dos perros que se encuentran por la calle y se ponen a ladrarse, el dueño corrige, la frustración hace que el perro redirija a la correa o al dueño.
  3. Agresividad es la predatoria: es un tipo de agresividad muy peligrosa, pues el perro disfruta de llevarla a cabo, no generando la conducta cortisona en el cuerpo del perro.
  4. Agresividad aprendida: se da cuando el perro aprende a solucionar problemas por medio de esa conducta, por ejemplo cuando el dueño quiere reprender a su perro por alguna conducta y el perro vocaliza, seguidamente el dueño se retira, el perro aprende que esa conducta elimina la amenaza.
  5. Agresividad por juego: es normal y se ve muy clara en cachorros que juegan entre si.

Desde Adiestramientrovalencia Aconsejamos que ante cualquier episodio de agresividad en perros, nos pongamos en contacto con un profesional acreditado, con núcleo zoológico y licencia de actividad.

Últimos artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.